CÓDIGO ÉTICO

1. OBJETO

Los principios y reglas incluidos en este Código Ético establecen el modo en que afrontamos nuestras responsabilidades sociales,éticas y legales como empresa dentro de un entorno global y en constante evolución, que requiere de nosotros un compromisofirme y claro con los objetivos de transparencia, honestidad y responsabilidad.

Este Código Ético ha sido adaptado a losrequisitos legales establecidos en la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995,de 23 de noviembre, del Código Penal. Este Código Ético (en adelante, el “Código” o el “Código Ético”) contiene el catálogode principios y normas de conducta que han de regir la actuación de las compañías que forman el Grupo Zeta y de todos susprofesionales en sus relaciones profesionales con terceros y con la sociedad, con el fin de procurar un comportamiento ético,una cultura y unas pautas de actuación responsables en el desarrollo de su actividad.

Este Código no pretende abarcar todaslas situaciones posibles que puedan surgir, sino establecer unas pautas mínimas de conducta que deben orientar a las empresasdel Grupo y a todos sus trabajadores y profesionales en su forma de actuar durante el desarrollo de su actividad profesional.

Este Código, junto con el resto de documentación corporativa, supone el compromiso con la legalidad, el buen gobierno, latransparencia, la responsabilidad, la independencia, y la reputación respecto de los estándares éticos socialmente aceptados.

2. ÁMBITO DE APLICACIÓN

El presente Código Ético es de aplicación a todos los profesionales vinculados con cualquier empresade Grupo Zeta (http://www.grupozeta.es/sociedades.htm).

Se entenderá por “Grupo Zeta” el grupo mercantil ex artículo 42 Códigode Comercio cuya matriz es Grupo Zeta S.A., dedicado a la edición, impresión, distribución y venta de publicaciones periódicaso no, de información general, cultural, deportiva, o de cualquier otra naturaleza.

Cabe destacar que, en aquellas sociedades y entidades en las que Grupo Zeta no tenga participación mayoritaria y/o control, pero se responsabilice de la gestión, las personas que representen a Grupo Zeta promoverán la aplicación de la visión, los valores y las normas de comportamiento establecidas en este Código.

A estos efectos, se consideran profesionales los siguientes: i) miembros de los órganos de administración; ii) directivos; iii) trabajadores; y iv) estudiantes en prácticas y becarios, con independencia de cuál sea la modalidad jurídica que determine su relación laboral o de servicios, de su nivel jerárquico, de su ubicación geográfica o funcional y de la sociedad del Grupo para la que presten sus servicios. En lo sucesivo “Profesionales”. Aquellos Profesionales del Grupo Zeta que gestionen o dirijan equipos de personas deberán, además, velar porque los Profesionales directamente a su cargo conozcan, comprendan y cumplan este Código y liderar con el ejemplo.

3. VIGENCIA

El presente Código Ético, al que deberán adherirse las sociedades que conforman Grupo Zeta, fue aprobado en la reunión del Consejo de Administración de Grupo Zeta S.A., que tuvo lugar el 28 de febrero de 2018 y actualmente se encuentra publicado en la página web corporativa del Grupo Zeta, y tiene vigencia indefinida. Sin perjuicio de lo anterior, el Código deberá ser revisado y actualizado con la periodicidad que resulte necesario.

4. PRINCIPIOS ÉTICOS GENERALES DEL GRUPO ZETA

El Grupo Zeta asume el compromiso de desarrollar sus actividades empresariales y de fomentar conductas de los Profesionales de acuerdo con la legislación vigente y con una conducta éticamente no reprochable. Ello significa que todos los Profesionales deberán actuar de acuerdo a los principios éticos generales y pautas de comportamiento que se indican a continuación.

4.1. Derechos humanos y libertades públicas.

El Grupo Zeta manifiesta su firme compromiso con el respeto a los derechos humanos y a las libertades individuales, la libertad de expresión, la preservación del entorno natural y la colaboración con el desarrollo y el bienestar de las comunidades con las que se relaciona. La educación de calidad y la información con rigor e independencia como garantía de futuro para una ciudadanía responsable.

En particular, el Grupo Zeta manifiesta su total rechazo al trabajo infantil y al trabajo forzoso u obligatorio y se compromete a respetar la libertad de asociación y negociación colectiva. El Grupo Zeta comunicará claramente estos compromisos a sus grupos de interés y al público en general y apoyará estos principios dentro de su esfera de influencia.

4.2. Seguridad y salud.

El Grupo Zeta se compromete a proporcionar un entorno laboral saludable y seguro.

Todos los Profesionales son responsables de observar un cumplimiento riguroso de las normas de salud, higiene y seguridad en el trabajo, con el fin de evitar, en la medida de lo posible, los riesgos y accidentes laborales.

En este sentido, queda prohibida la realización de tareas bajo la influencia de alcohol u otras sustancias legales o ilegales que pudieran afectar al nivel de seguridad necesario para la actividad desarrollada.

De igual modo, el Grupo Zeta no permitirá ningún tipo de actividad que pueda suponer la custodia, almacenamiento o tráfico de mercancías ilícitas en el tráfico jurídico. Adicionalmente, el Grupo Zeta se compromete a promover entre sus contratistas y proveedores el cumplimiento de las normas legales sobre seguridad y salud laborales.

4.3. Igualdad de oportunidades, no discriminación y respeto a las personas. Desarrollo profesional.

La selección,contratación y carrera profesional de los Profesionales se fundará en el mérito, la capacidad y el desempeño de sus funciones, con actitud abierta a la diversidad y con el objetivo de identificar aquellas personas más acordes con el perfil y necesidades del puesto a cubrir.

El Grupo Zeta promueve la igualdad de oportunidades en lo que se refiere al acceso al empleo, a la formación y a la promoción de los Profesionales, así como la no discriminación por la condición personal, física o social de sus Profesionales (ya sea por razón de raza, color, nacionalidad, origen social, edad, sexo u orientación sexual, estado civil, ideología o religión).

Todos los Profesionales, y especialmente quienes desempeñen funciones de dirección, deben tratarse con respeto y propiciar un ambiente de trabajo cómodo, positivo, saludable y seguro.

No se incurrirá bajo ninguna circunstancia en conductas de acoso físico, sexual o psicológico, abuso de autoridad, ofensa, difamación u otra forma de agresividad y hostilidad.

4.4. Protección del medio ambiente

El Grupo Zeta llevará a cabo sus actividades de manera que se minimicen los impactos medioambientales negativos y cumpliendo los estándares establecidos en la normativa medioambiental que sea de aplicación. Además, contribuirá activamente a la concienciación sobre los efectos del cambio climático. Se prestará especial atención a una gestión responsable en el ciclo de impresión de los productos del grupo, uso de papel, tintas y otros materiales de impresión, uso de la energía, consumo de agua, control de emisiones y de residuos, como principales recursos con impacto medioambiental utilizado en sus actividades.

4.5. Activos y propiedad

En las oficinas y otras instalaciones de Grupo Zeta hay muchos dispositivos y equipos, como teléfonos, fotocopiadoras, ordenadores, software, Internet/Intranet, máquinas y otras herramientas, incluyendo sistemas de e-mail y servidores, que están a disposición de todos los colaboradores y que son necesarios para el desempeño de las actividades profesionales.

Para asegurar el buen funcionamiento de los sistemas de información, y para evitar cualquier tipo de abuso o causar daños y perjuicios a la organización, Grupo Zeta se reserva el derecho de monitorizar y analizar de forma periódica los equipos y sistemas de su propiedad y puestos a disposición de los colaboradores, respetando, siempre y en todo caso, los derechos individuales de las personas, considerados en las legislaciones vigentes de cada país.

Bajo ningún concepto, un colaborador está autorizado a almacenar o enviar información, mediante los sistemas y redes propiedad de Grupo Zeta, que incite al odio racial, a la violencia o a cualquier acto delictivo, o cuyo contenido pueda constituir una ofensa sexual. La buena reputación es uno de los activos más valiosos y frágiles de Grupo Zeta. Cada uno de los empleados es personalmente responsable de evitar las posibles acciones que puedan perjudicar la reputación del Grupo.

La información valiosa o confidencial es un activo importante y debe ser transmitida tanto interna como externamente por el empleado autorizado asignado a este efecto. En caso de duda, el empleado deberá primero estudiar cómo actuar con su superior inmediato.

5. NORMAS DE COMPORTAMIENTO

El desempeño de las funciones encomendadas al Grupo Zeta y a cada uno de los Profesionales se llevará a efecto con criterios de rigor y responsabilidad. Una actuación profesional responsable se concreta en la contribución eficaz para llevar a cabo las políticas y a alcanzar los objetivos definidos por el Grupo Zeta.

Entender y cumplir los principios éticos y las normas de comportamiento de este Código Ético es una responsabilidad general de todos los Profesionales.

5.1. Conflictos de intereses de los Profesionales y relaciones de clientela con el Grupo.

El Grupo Zeta respeta la participación de sus Profesionales en actividades privadas siempre que no entren en colisión con sus responsabilidades como Profesionales del Grupo.

Los conflictos de intereses aparecen cuando los intereses personales de los Profesionales, de forma directa o indirecta, son contrarios o entran en colisión con los intereses del Grupo, interfieren en el cumplimiento recto de sus deberes y responsabilidades profesionales o les involucran a título personal en alguna transacción u operación económica del Grupo.

Los Profesionales del Grupo Zeta deberán evitar situaciones que pudieran dar lugar a un conflicto entre sus intereses personales (o de sus Personas Vinculadas) y los del Grupo. Se entenderán por “Personas Vinculadas” a los Profesionales, las siguientes: (i) el cónyuge o cualquier persona a la que estén unidos por una relación de afectividad análoga a la conyugal; (ii) los hijos que tengan a su cargo, convivan o no con él; (iii) aquellos otros parientes que convivan con él o estén a su cargo, como mínimo, desde un año antes de la fecha en que surja la situación de conflicto; (iv) las entidades o negocios jurídicos controlados por los Profesionales, por sus Personas Vinculadas o por personas interpuestas, o en las que los Profesionales, o sus Personas Vinculadas ocupen un cargo directivo o de gestión.

Ante una situación de posible conflicto de intereses el Profesional del Grupo Zeta deberá informar por escrito a su superior jerárquico sobre el conflicto de interés en que esté incurso, previamente a la realización de la operación de que se trate, con el fin de adoptar las decisiones oportunas en cada circunstancia concreta y así evitar que su actuación imparcial pueda verse comprometida.

5.2. Control y prevención de la corrupción.

5.2.1. Transparencia en la información

El Grupo Zeta asume como principio de comportamiento la transparencia, entendida como el compromiso de transmitir información fiable a los mercados y a la sociedad, que les permita formarse una imagen fiel de las actividades, estrategia y desempeño económico, social y ambiental del Grupo.

Por ello, garantizará que toda la información sea comunicada cumpliendo los plazos y demás requisitos establecidos en las normas aplicables y principios generales de funcionamiento de los mercados y de buen gobierno. Este principio de transparencia y veracidad de la información será también de aplicación en la comunicación interna. Todas las transacciones del Grupo Zeta deben ser registradas en el momento adecuado en los sistemas del Grupo, siguiendo los criterios de existencia, integridad, claridad y precisión, de conformidad con la normativa contable aplicable.

5.2.2. Confidencialidad y protección de datos personales

Se mantendrá el secreto profesional de la información de que se disponga, bien sea de carácter comercial, económico o estratégico del Grupo Zeta o de las empresas o de las personas que lo forman o con los que se relacione, excepto en caso de habilitación legal, o expresa autorización o cuando ésta sea solicitada por mandato suficiente legal o judicial.

En la utilización de los procesos operativos, sistemas de trabajo y cualquier otro procedimiento interno, se observará la más estricta confidencialidad.

En relación con la protección de datos, el Grupo Zeta garantizará el derecho a la intimidad, protegiendo los datos personales confiados por sus clientes, socios, proveedores, colaboradores, contratistas, empleados, instituciones y público en general. Los Profesionales del Grupo Zeta no recogerán, tratarán, almacenarán, conservarán, comunicarán, revelarán o usarán datos personales a los que tengan acceso en el desempeño de sus responsabilidades en el Grupo, de manera que se contravengan las normas establecidas por las leyes, convenios internacionales y normativa interna en materia de protección de datos de carácter personal.

5.2.3. Obsequios, regalos y atenciones

Los Profesionales del Grupo, por razón del cargo que ocupen, no podrán aceptar regalos, servicios u otro tipo de atenciones de cualquier persona o entidad, que puedan afectar a su objetividad o influir en una relación comercial, profesional o administrativa. Los Profesionales del Grupo no podrán ofrecer, de forma directa o indirecta, regalos, servicios o cualquier otra clase de favor a clientes, proveedores, socios o a cualquier otra persona o entidad, que mantenga o pueda mantener relaciones con el Grupo, con objeto de influir ilícitamente en dichas relaciones. Excepcionalmente, la entrega y aceptación de regalos y obsequios estarán permitidas cuando concurran simultáneamente las circunstancias siguientes:

(i) no consistan en cantidades de dinero, su valor económico sea irrelevante o simbólico o sean objetos de propaganda de escaso valor;

(ii) sean entregados o recibidos de forma transparente y con carácter ocasional, en virtud de una práctica comercial o uso social de cortesía generalmente aceptado;

(iii) no sean contrarios a los valores de ética y transparencia aceptados por el Grupo Zeta y no perjudiquen la imagen o reputación del Grupo;

(iv) no estén prohibidas por la ley o las prácticas comerciales generalmente aceptadas.

Los regalos o atenciones ofrecidos a, o recibidos por, los Profesionales del Grupo que no cumplan con las exigencias contenidas en esta norma, y por lo tanto no estén permitidos, deberán ser rechazados o devueltos.

Los Profesionales estarán obligados a comunicar a su superior jerárquico todos aquellos regalos, atenciones u otro tipo de dádivas que hubieran recibido. Esta información se reportará a la Dirección de Organización y Personas que, a su vez, informará anualmente al Órgano de Supervisión.

En todo caso, cuando los Profesionales tengan dudas sobre la razonabilidad o aceptabilidad de un regalo o invitación deberán consultarlo por escrito con su superior jerárquico o, en su caso, con su Dirección de Organización y Personas, quienes podrán a su vez remitir la consulta al Órgano de Supervisión.

5.2.4. Sobornos y medidas contra la corrupción

Con el objeto de prevenir actividades que puedan ser consideradas, directa o indirectamente, ilegales o corruptas:

- Los Profesionales del Grupo no podrán directa o indirectamente, ofrecer, solicitar o aceptar ventajas o beneficios no justificados que tengan por objeto inmediato o mediato obtener un beneficio, presente o futuro, para el Grupo, para sí mismos o para un tercero. En particular, no podrán dar ni recibir cualquier forma de soborno o pago en metálico o en especie, sin causa legal con cualquier finalidad, procedente de, o realizado por, cualquier persona física o jurídica (ya sean funcionarios públicos, españoles o extranjeros, personal de otras empresas, partidos políticos, autoridades, clientes, proveedores, suministradores y accionistas) incluyendo el ofrecimiento o promesa, directo o indirecto, de cualquier tipo de ventaja impropia, cualquier instrumento para su encubrimiento, así como el tráfico de influencias.

- Los Profesionales del Grupo no podrán dar ni aceptar atenciones que influyan, puedan influir o se puedan interpretar como influencia en la toma de decisiones.

- Los Profesionales del Grupo no podrán hacer pagos de facilitación o agilización de trámites, consistentes en la entrega de dinero u otra cosa de valor, cualquiera que sea su importe, a cambio de asegurar o agilizar el curso de un trámite o actuación ante cualquier órgano judicial, administración pública u organismo oficial.

Ante cualquier situación de duda u observación de casos de corrupción, los Profesionales deberán informar a su superior jerárquico y/o a la Dirección de Organización y Personas.

5.2.5. Legalidad. Prevención de blanqueo de capitales

Todas las operaciones y transacciones del Grupo Zeta deberán ser absolutamente legales, en especial asegurando el cumplimiento de obligaciones tributarias y de seguridad social, y ser registradas contablemente en el momento adecuado y siguiendo los criterios de existencia, integridad, claridad y precisión, de conformidad con la normativa contable aplicable en cada momento, de tal manera que la información financiera resulte fiable y recoja por tanto, todos los derechos y obligaciones del Grupo Zeta.

En particular, a título enunciativo, los empleados y directivos del Grupo Zeta se abstendrán de:

A. El establecimiento de cuentas no registradas en libros.

B. El no registro de operaciones realizadas o la mala consignación de las mismas.

C. El registro de ingresos, gastos, activos y pasivos inexistentes.

D. El asiento de gastos en los libros de contabilidad con indicación incorrecta de su objeto.

E. La utilización de documentos falsos.

F. La destrucción deliberada de documentos de contabilidad antes del plazo previsto en la ley o necesario.

G. La constitución de sociedades y cuentas bancarias en paraísos fiscales.

El Grupo Zeta y los Profesionales, deberán cumplir con los deberes impuestos por la normativa de blanqueo de capitales, y no usar en ningún caso datos relacionados con pagos de clientes de forma ilícita o inapropiada. En la misma línea, queda prohibida toda actividad que pudiere entrañar la falsificación o uso fraudulento de los mecanismos de pago utilizados por clientes y/o proveedores del Grupo Zeta, tales como tarjetas de débito o crédito, entre otros.

5.3. Relaciones con terceros

5.3.1. Con socios

El Grupo Zeta promoverá el conocimiento de este Código Ético entre sus accionistas y/o socios a los efectos de la mejor aplicación de los contenidos del mismo. Además, el Grupo Zeta mantendrá con sus accionistas/socios de negocio una relación de colaboración basada en la confianza, la transparencia en la información y la puesta en común de conocimientos, experiencias y capacidades, para alcanzar objetivos comunes y beneficio mutuo.

5.3.2. Con colaboradores

El Grupo Zeta, en tanto que grupo empresarial de medios de comunicación, cuenta con un gran número de colaboradores periodísticos y editoriales (personas físicas que realizan su colaboración profesional por cuenta propia) que, al estar directamente relacionados con la creación y difusión de contenidos así como con la expresión de opiniones que pueden vincular al Grupo Zeta, deberán ser especialmente cuidadosos en el seguimiento de los principios y las normas de conducta contenidas en este Código. El Grupo Zeta difundirá los contenidos y principios de este Código Ético entre sus proveedores mediante la publicación en su web corporativa y/o su envío a los colaboradores.

5.3.3. Con clientes y lectores

Se salvaguardará siempre la independencia, evitando que la actuación profesional se vea influenciada por vinculaciones económicas, familiares y de amistad, con los clientes y consumidores. En particular, deberá quedar garantizada la independencia en la concesión y fijación de condiciones, en cualquier información o trabajo, o en cualquier contratación de bienes o servicios en general.

Los productos y servicios se ofrecerán a los clientes y consumidores mediante información suficiente y precisa. El Grupo Zeta difundirá los contenidos y principios de este Código Ético entre sus clientes y lectores mediante la publicación del mismo en su web corporativa.

5.3.4. proveedores y contratistas

Las relaciones con los proveedores se desarrollarán en el Grupo Zeta en un marco de colaboración transparente que permita y facilite la consecución de los objetivos mutuos y el cumplimiento de la responsabilidad social del Grupo Zeta, siempre dentro del cumplimiento de la legalidad vigente.

Los procesos de selección de proveedores, contratistas y empresas colaboradoras del Grupo Zeta se desarrollarán con imparcialidad y objetividad, para lo que sus Profesionales deberán aplicar criterios de calidad y coste en dichos procesos, evitando cualquier conflicto de interés o favoritismo en su selección. En todo caso, la selección y contratación de proveedores debe ajustarse a la normativa interna existente en cada momento, garantizándose la transparencia, la igualdad de trato, y la aplicación de criterios objetivos ajenos a cualquier trato de favor.

Los precios y las informaciones presentadas por los proveedores y suministradores en un proceso de selección serán tratados confidencialmente y no se revelarán a terceros salvo consentimiento de los interesados o por obligación legal, o en cumplimiento de resoluciones judiciales o administrativas.

Los Profesionales no deberán fomentar o participar en actividad alguna potencialmente ilícita.

El Grupo Zeta difundirá los contenidos y principios de este Código Ético entre sus proveedores mediante la publicación en su web corporativa y/o su envío a los proveedores.

5.3.5. Competencia con terceros

El Grupo Zeta está comprometido con la libre competencia y el cumplimiento de las leyes establecidas al respecto, evitando incurrir en cualquier actuación que suponga un abuso o restricción ilícita de la competencia.

5.3.6 Autoridades

El Grupo Zeta valorará de forma negativa cualquier actuación que suponga la falta de cumplimiento fiel y exacto de sus obligaciones legales y fiscales. En su virtud, los Profesionales no llevarán a cabo actividad alguna que no esté amparada por la autorización o licencia que en su caso proceda.

El Grupo Zeta colaborará con la Administración Pública en todo momento, cumpliendo con sus requerimientos, tanto los referentes a la propia organización, como aquellos relacionados con sus empleados o colaboradores externos.

5.3.7. Relaciones institucionales

Las relaciones con las instituciones, organismos y administraciones públicas o privadas deben estar presididas por el respeto institucional y desarrollarse bajo criterios de escrupuloso cumplimiento de la legalidad, resultando de aplicación otros apartados de este Código.

6. OBLIGATORIEDAD DEL CÓDIGO ÉTICO, SUPERVISIÓN Y CUMPLIMIENTO

El presente Código Ético es de obligado cumplimiento para todos los Profesionales del Grupo Zeta quienes, además, están obligados a asistir y participar en todas las acciones formativas que sean convocadas en relación con el mismo. Ningún Profesional, independientemente de su nivel o posición, está autorizado para solicitar a otros Profesionales que contravengan lo establecido en esta norma. Nadie, independientemente de su posición, está autorizado para solicitar algo contrario a lo establecido en el presente Código Ético, o para amparar su conducta en la posición de un superior jerárquico.

Por esta razón, todos los Profesionales tienen la obligación de informar, de conformidad al procedimiento que se encuentre establecido en cada momento, de forma inmediata de cualquier incumplimiento o vulneración que pudieran, eventualmente, conocer, y especialmente de aquellos que pudieran ser constitutivos de delito.

El Grupo Zeta ha implantado un procedimiento específico de comunicación conocido como el Canal de Denuncias que se encuentra accesible en la página web corporativa www.grupozeta.com y en el portal interno para los empleados o intranet que permite a todos los Profesionales, con garantía de confidencialidad y sin temor a represalias, comunicar, de un modo sencillo y confidencial, aquellas actuaciones que, a su leal saber y entender, constituyan conductas o actuaciones inapropiadas o contrarias en referencia al Código Ético o de cualquier otra normativa interna o externa que sea de aplicación.

El Canal de Denuncias viene constituido por una dirección específica de correo electrónico (compliance@grupozeta.com). Las comunicaciones recibidas a través del Canal de Denuncias serán tratadas de modo confidencial, por lo que se implantarán las medidas que sean necesarias para garantizar en todo momento esa confidencialidad.

No obstante, para asegurar la veracidad de la información recibida, únicamente se aceptarán aquellas denuncias en las que el denunciante aparezca claramente identificado, y serán analizadas y evaluadas por el Órgano de Supervisión, como facultado para la supervisión, que tomará sus decisiones por mayoría y que estará formado por las personas que en los documentos internos del Grupo Zeta se determine.

7. RÉGIMEN DISCIPLINARIO

Cuando el Órgano de Supervisión determine que un Profesional ha incumplido el presente Código Ético, encomendará a la Dirección de Organización y Personas correspondiente la aplicación de las medidas disciplinarias conforme al régimen de faltas y sanciones previsto en el convenio colectivo o en la legislación laboral que resulte de aplicación. El incumplimiento del Código Ético puede dar lugar a sanciones laborales, sin perjuicio de las administrativas o penales que, en su caso, puedan también resultar de aplicación.

Entre las infracciones que pueden ser objeto de medidas disciplinarias, se encuentran las siguientes:

a) Infringir o incitar a los demás a infringir las prohibiciones o normas establecidas en el presente Código.

b) Inhibirse en su obligación de comunicar una sospecha de infracción o de un incumplimiento notorio de las normas establecidas en el Código Ético.

c) No cooperar en las investigaciones del Grupo Zeta sobre posibles incumplimientos del Código.

d) Tomar represalias contra un empleado o directivo del Grupo Zeta por haber comunicado un incumplimiento de las normas del Código Ético.

e) Falta de liderazgo o negligencia en el deber de exigir el cumplimiento de la Ley y las normas del Código Ético.