Premio Antonio Asensio de Periodismo

La figura

Un galardón inspirado en la obra de un luchador

El premio

Un reconocimiento al compromiso en favor de la libertad de expresión.

Los valores

La libertad y la independencia de los medios de comunicación fueron sus máximas.

Los galardonados

Diario La Repubblica (Italia); British Broadcasting Corporation (BBC) (Inglaterra); The Times-Picayune (Nueva Orleans, EE.UU.); Reporteros sin Fronteras; Antonio Franco, exdirector de El Periódico; TV3, televisión autonómica de Catalunya; Sociedad Interamericana de Prensa (SIP); Ignacio Ramonet.

Biografía

Extremadamente mermado por la enfermedad contra la que luchaba a brazo partido desde hacía ocho meses, Antonio Asensio Pizarro (Barcelona, 11-6-1947) no quiso perderse, el 3 de noviembre del 2000, la inauguración de la planta impresora que su Grupo Zeta había construido en Parets del Vallès. Con voz temblorosa, pero con corazón firme, dejó muy claro, ante la presencia de un Rey solícito y afectuoso en todo momento, que aquellas instalaciones estaban "al servicio de la libertad de expresión, del entendimiento de las personas y de la defensa de las ideas democráticas que emanan de la Constitución y encarnan la Corona y la Generalitat".

Sobrecogido por la emoción, Asensio descubrió la placa colocada en el flamante edificio en memoria de su padre, Carmelo Asensio, del que heredó un taller de artes gráficas cuando se quedó huérfano a los 18 años. Diríase que, consciente de su maltrecha salud, Asensio respiró tranquilo cuando pudo rendir público homenaje a un hombre ejemplo de "honestidad, trabajo y capacidad de renovación". A él le debía una buena parte de lo que había conseguido a base de entrega, sacrificio y osadía. Cuatro personas tenía empleadas Asensio padre en aquel taller que Asensio hijo no tardó en reformar cuando se hizo cargo de él siendo un estudiante de ingeniería técnica industrial y un vocacional periodista deportivo que colaboraba con el ya desaparecido El Correo Catalán. La pequeña empresa familiar, que operaba como auxiliar de unos cuantos periódicos, recibió un impulso del joven heredero, que implantó un moderno taller de reproducción gráfica, fotomecánica y fotocomposición. De cuatro empleados no tardó en pasar a varias decenas.

Antonio Asensio con Alex Botines y Leo Bennhakker

LIBERTAD RECOBRADA Un hecho histórico tan importante como la muerte del general Franco, el 20 de noviembre de 1975, influyó decisivamente en la trayectoria profesional de Antonio Asensio. Intuyó acertadamente que los españoles, que llevaban 40 años carentes de libertades, no iban a resistir mucho tiempo sin unos medios de comunicación que les hablasen y les enseñasen lo que no habían podido oír ni ver. Había en el mercado de prensa un espacio muy amplio para una publicación que intentase llenar los inmensos vacíos existentes. Aún no se había desmantelado el régimen dictatorial, pero el tiempo corría a su favor. Se estaba gestando algo en su mente que no tardaría en alumbrar.

FÓRMULA REVOLUCIONARIA Cinco días de vacaciones de Asensio con tres amigos --Javier Salvadó, Jerónimo Terrés y José Ilario-- en tierras de Almería no pudieron resultar más fructíferos. Allí nació la idea del semanario Interviú, una fórmula revolucionaria que mezclaba con mano sabia cuatro elementos: la denuncia política, los sucesos, la opinión de firmas de renombre y los desnudos femeninos. Asensio, Salvadó y Terrés formaron en 1976 una sociedad --el Grupo Zeta-- con un capital social de 500.000 pesetas, que 25 años después se multiplicó espectacularmente. Basta apuntar que sólo la inversión hecha en la planta impresora en Parets del Vallès superó los 15.000 millones.

Antonio Asensio en sus inicios
Antonio Asensio y su mujer Chantal con Maradona

UN MILLÓN DE EJEMPLARES La revista Interviú salió a la calle el 22 de mayo de 1976 con una tirada de 100.000 ejemplares que se vendieron como churros. Ni los más optimistas imaginaron que dos años después se superaría el millón. El propio Asensio enjuició así el fenómeno: "La fórmula de Interviú es la aventura de una revista que salió con la democracia y que quiso dar a los españoles lo que les había faltado durante mucho tiempo. Les faltaba sexo, les dimos sexo. Faltaba claridad en los temas, les dimos la libre expresión de los columnistas. Era un traje a la medida. Un cóctel, pero no molotov". En esa misma línea se inscribió la reflexión del novelista, ensayista y periodista Manuel Vázquez Montalbán: "Para editar Interviú hacía falta una persona de gran inventiva y con grandes ambiciones. Interviú saltó a la calle como una cesta de Navidad repleta de muchos regalos que durante tantos años nos habían prohibido. Asensio apostó por una carta de gran riesgo cuando la transición todavía no había llegado. Supo ser responsable de lo que hacía y supo rodearse de grandes profesionales".

Antonio Asensio en las rotativas de El Periódico, en 1978.

GRANDEZA Y VULNERABILIDAD La iniciativa tuvo mayor mérito porque estaba encabezada por alguien que no pertenecía a ningún grupo financiero o político. Por alguien como Asensio, que no atesoraba riquezas ni herencias. Esa fue su grandeza de siempre y al mismo tiempo su vulnerabilidad. "Nosotros somos una empresa --dijo en 1978-- que se ha hecho sola, porque ha sabido llegar a la gente. Una empresa que no ha tenido apoyos económicos ni políticos. Somos editores de profesión".

Sólo dos años después de constituirse Zeta con el mencionado medio millón, quisieron comprarlo por 1.000 millones. "No acepté --dijo entonces Asensio--, porque el dinero lo quiero para invertirlo, no para vivir en Tahití". Hacía algo en lo que creía y sabía que su fuerza estaría en interrelación al grado de su independencia: "Para ser independiente, una empresa de comunicación ha de ser rentable. La solidez es garantía de independencia".

SU FAMILIA Y EL TRABAJO Un dato muy relevante de la vida de Asensio fue la casi insólita compatibilidad que supo establecer entre profesión y familia. Desposado con Chantal Mosbah, una francesa de la que se enamoró profundamente y con la se casó tras un noviazgo de apenas ocho meses, fue padre de tres hijas --Ingrid, Jessica y Jennifer-- y un hijo --Antonio-- a los que nunca dejó de tener presentes incluso en los momentos de mayor agobio empresarial. El siempre alardeó de trabajar 16 o 18 horas cada día, pero a cambio de reservarse los fines de semana para estar con la familia. Por eso gustaba repetir: "Yo llego a casa con la ilusión de volver a casa". A esa tierna faceta de Asensio marido y padre, hay que añadir la también entrañable vertiente del Asensio hijo, hermano, tío y, últimamente, abuelo. Y es que Asensio creía en la familia, no en el sentido tradicional y conservador, sino en el más profundo de vinculación íntima de los sentimientos. Como también creyó en la gente hasta extremos de gran generosidad con las personas que trabajaba. El Asensio al mismo tiempo generoso y ayuno de rencor fue una constante que reconocen incluso aquellos que discreparon y emprendieron caminos opuestos. Testimonios hay, y no pocos, de gentes que se enemistaron con él y, a la vuelta de una experiencia profesional negativa, pidieron una nueva oportunidad que se les concedió como si tal cosa.

Antonio Asensio sopla las velas del pastel que celebra el 5º aniversario de El Periódico de Catalunya.

EL RETO DE EL PERIODICO Consolidado el éxito de Interviú, Asensio afrontó el reto de publicar un diario. Alguien de su entorno al que hizo partícipe de la idea le soltó sin miramiento: "Ni se te ocurra. Te puedes arruinar en cuatro días". No le hizo caso. La tozudez en Asensio casi siempre fue virtud, nunca defecto. Los periodistas Manuel Martín Ferrand y Alex Botines (éste también fallecido) le animaron a emprender la operación y le aconsejaron que fichara como director a un joven profesional barcelonés, Antonio Franco, con el que se entendió a primera vista. El diario habría de llamarse El Periódico, un nombre inédito de tan genérico que era. Asensio nunca quiso para su diario un director de paja a través del cual mandar él. Quiso a alguien tan osado e innovador como él para que llevara a cabo su fórmula mágica y sencilla a la vez: "Hace falta un periódico que sea riguroso en la información, pero que al mismo tiempo no haga bostezar a los lectores".

Asensio acompañando a su hija al altar.
Antonio Asensio en el año 1997.

ARREMANGADO EN TELETIPOS El 26 de octubre de 1978, EL PERIODICO DE CATALUNYA salió a competir en los quioscos catalanes, y El Periódico de Madrid, en los madrileños. La cabecera mesetaria apenas superó el medio año de vida porque la técnica de transmisión simultánea de textos falló por la deficitaria estructura tecnológica de aquella España aún no modernizada.

Todos cuantos participaron en la gestación del diario aquel otoño del 78 no han olvidado ni olvidarán la imagen de un Asensio joven (31 años), arremangado en la sala de transmisiones contribuyendo a enlazar las redacciones barcelonesa y madrileña y aligerando el trasvase de información. Aún hoy se comenta la plancha de un empleado que confundió al propietario en persona con un auxiliar de teletipos.

Asensio no tardó en ver que su diario triunfaba plenamente en Catalunya. Si el invento dejó perplejo a más de uno por sus hallazgos de diseño y concepto (la múltiple y variada opinión ostensiblemente separada de la información aséptica marcó un hito), colmó a su fundador en la vertiente ideológica.

Porque Asensio quiso un diario "plural, progresista, laico, no dogmático, respetuoso con la decisiones de las mayorías y defensor de los derechos humanos", según consta en el Estatuto de Redacción que él mismo firmó el 6 de noviembre de 1993 junto al director, Antonio Franco, y a los representantes de los trabajadores.

Antonio Asensio conversa con Juan Carlos I.

"GANAREMOS LA GUERRA" La indignación del siempre morigerado Asensio nunca tuvo mayor justificación. El Gobierno socialista le había dejado fuera del reparto porque no era de fiar. Todos los corazones solitarios son poco fiables si a su independencia no se le pone precio. "El 25 de agosto de 1989 --declaró un airado Asensio-- ha sido nuestro pequeño Pearl Harbor: nos han bombardeado a traición una flota, pero ganaremos la guerra". Y añadió: "Estábamos preparados para competir en buena lid, no para el chanchullo y el amiguismo".

Sufrió presiones del Gobierno para dejar a sus socios de Univisión y entrar en Tele 5, pero no cedió un ápice. "No llevo 14 años luchando por la libertad de expresión para callarme ahora", dijo consciente de esta verdad solemnemente escueta: "El objetivo de mis empresas de comunicación es ser independientes".

Sin el quebranto de la moral que tanto hubieran deseado sus rivales económicos y políticos, Asensio y su equipo siguieron trabajando para apurar todas las posibilidades de hacerse con una cadena televisiva. El desbarajuste que reinaba en Antena 3 TV facilitó las cosas para que cristalizase una operación de altura. Asensio, el Banesto presidido aún por Mario Conde, el BCH y otros impusieron la ley del más fuerte y descabalgaron por la vía del mercado accionarial al grupo que encabezaba el conde de Godó, que hubo de abandonar la presidencia. En su lugar fue elegido Asensio el 17 de junio de 1992. "No fui dócil con el poder --afirmó el nuevo presidente de A-3 TV-- y por eso he tenido que pagar a precio de mercado una licencia que fue concedida gratuitamente".

La cadena privada que languidecía desde su comienzo fue renovada de arriba abajo tanto en la forma como en el fondo. Con una programación de mucha más calidad, A-3 TV consiguió superar, en abril de 1994, por primera vez en la historia televisiva de España, el índice de audiencia de TVE (un 27,3% de share frente al 26,6%, según la empresa Sofres).

Antonio Asensio conversando con Jordi Pujol.
Antonio Asensio (derecha), Antonio Álvarez-Solís (centro) y Guillermo Díaz Plaja.

APUESTA POR EL CATALÁN Antes y después del éxito televisivo, el grupo no descuidó la adquisición, entre otros, de rotativos como el deportivo Sport y el Diari de Barcelona, con el que inauguró la edición en catalán, lengua que en octubre de 1997 llegó también a una parte del tiraje de EL PERIODICO. Dentro de esa dinámica de contribuir a la normalización lingüística catalana, Zeta creó la red de emisoras Ona Catalana, la primera radio comercial privada en idioma catalán.

También acometió la implantación de diarios regionales teniendo como punto de referencia el modelo del rotativo dirigido por Antonio Franco. El Periódico de Aragón, El Periódico La Voz de Asturias, El Periódico de Extremadura, El Periódico El Adelanto de Salamanca, El Periódico Mediterráneo, Ciudad de Alcoi, Córdoba y El Periódico de Alicante fueron las nuevas cabeceras. De todas ellas, la que más ilusión le hizo a Asensio, por sus orígenes familiares aragoneses, fue la editada en Zaragoza.

La importancia de las retransmisiones futbolísticas por TV llevó a Asensio a introducirse en el mundo del fútbol, una de sus grandes aficiones. Intentó por todos los medios romper el monopolio de retransmisiones televisivas del Ente público y se hizo con los derechos de los más destacados clubs españoles (en el instante de su fallecimiento ostentaba con gran orgullo la propiedad del Real Mallorca). Estaba convencido de que una cadena de televisión privada sin fútbol no podría llegar a ser hegemónica.

Antonio Asensio, en el centro, flanqueado por el rey Juan Carlos y Jordi Pujol durante la foto oficial de la inauguración del centro de impresión del Grupo Zeta en Parets del Vallès (Barcelona).

INTERESES DE PRISA Chocó con los intereses de otro grupo multimedia poderoso, Prisa, para el que la subsistencia de Canal+ requería contar con las imágenes de las competiciones balompédicas de España y Europa como máximo gancho para sus abonados. Y chocó todavía más con el Gobierno del Partido Popular, que regía el país tras su victoria electoral de marzo de 1996.

INDEPENDENCIA Con José María Aznar en la Moncloa, Asensio pudo haber consolidado su posición empresarial, a través de una alineación partidista, pero prefirió no renunciar a su independencia.

Cuando el Gobierno creía que el Grupo Zeta se alinearía con Vía Digital, la plataforma televisiva auspiciada por el entonces presidente de Telefónica y amigo de Aznar, Juan Villalonga, el 24 de diciembre de 1996 se fraguó el denominado pacto de Nochebuena.

Antonio Asensio llegó a un acuerdo con Jesús de Polanco pactando que los derechos televisivos del fútbol quedasen en manos de ambos. Polanco, con Sogecable, y Asensio, con A-3 TV a través de Gestora de Medios Audiovisuales, crearon Audiovisual Sport, que pasaba a mandar sobre las retrasmisiones del Barça, del Real Madrid y compañía.

Antonio Asensio conversando con el entonces presidente del Gobierno, Felipe González.

PRESIONES DEL PODER Entonces Asensio sufrió presiones por parte del poder, principalmente a través del portavoz gubernamental de la época, Miguel Angel Rodríguez, quien vehiculó a terceras personas de la confianza del presidente de Zeta --como los periodistas José Oneto y Jesús Hermida-- a fin de instarle a que rompiera el acuerdo con Polanco.

Las amenazas trascendieron a la opinión pública a través de una filtración, sin saberlo Asensio. El presidente del Grupo Zeta hubo de comparecer, en mayo de 1997, en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados para reiterar su actitud estrictamente empresarial y no política en las cuestiones televisivas, y confirmó las presiones ejercidas por Miguel Angel Rodríguez para que deshiciese el acuerdo con Sogecable.

Unos meses después, en julio de 1997, Antonio Asensio llegó a la conclusión de que debía desprenderse de Antena 3 TV, por lo que aceptó una oferta de compra que le hizo Juan Villalonga desde la presidencia de Telefónica.

PRENSA ESCRITA A partir de ese momento volvió a volcarse en su tarea de editor de prensa escrita, en medio del máximo reconocimiento a la eficacia de su gestión innovadora e imaginativa en la televisión privada, a la que él abrió realmente las puertas de sus posibilidades futuras durante su etapa en A-3 TV.

Él, Antonio Asensio, murió sin rehuir el cara a cara respetuoso y sin renunciar a la integridad de su independencia política. Evocando a Federico García Lorca en su llanto por el amigo torero, cabría decir de Asensio que tardará en nacer, si es que nace, un editor como él.

Antonio Asensio Mosbah
Mi abuelo, mi padre

Mi padre tenía aproximadamente mi edad cuando murió el abuelo Carmelo, su referente tanto en lo vital, en lo humano, como en el talante de hombre tenaz volcado con eficacia en su trabajo. En ese momento decisivo, mi padre, muy joven, supo ponerse al frente de la familia y de la pequeña empresa que poseía.

Tengo muy claro el ejemplo del hombre bueno, honesto y emprendedor, que supo crear y desarrollar con talento el Grupo Zeta. También tengo clara su voluntad de que haya continuidad en la apuesta de Zeta en favor de un periodismo plural que defiende los valores constitucionales con una información independiente e incisiva.

Me siento respaldado por lo que nunca morirá de la persona de mi padre, el ejemplo para hacer lo que tenemos por delante. Mi familia sabe que hemos estado vertebrados por un hombre valioso y excepcional. Por eso su pérdida es tan dolorosa. Pero también por eso nos sentimos comprometidos a estar a la altura de sus ilusiones y esperanzas.

Opiniones
Una labor reconocida

El mundo de la política, la comunicación y la cultura no ahorró elogios sobre la figura de Antonio Asensio y destacó su contribución a la revitalización de la pluralidad de la democracia y las libertades en la España reciente.Este apartado recoge algunos de los artículos y opiniones publicados dos día después de su fallecimiento. Los cargos reseñados coresponden al cargo que ocupaban estas personalidades en abril del 2001.

Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno
"Nobleza, valentía, tesón y fortaleza"

'Estoy muy orgulloso de poder honrar la memoria de Antonio Asensio, precisamente en un día como el de hoy el día en el que se entrega el primer premio de Periodismo que lleva su nombre’.

La última vez que estuve con Antonio fue con ocasión de la inauguración de la nueva rotativa de El Periódico de Catalunya, acto en el que estuvo presente su Majestad el Rey. Allí todos pudimos ver, una vez más, lo que son las auténticas cualidades que tenía Antonio: su nobleza, su valentía, su tesón y su fortaleza. En una situación que todos recordamos que era muy difícil quiso acompañar al Rey en la inauguración de la rotativa.

He tenido oportunidad de hablar, y mucho, con Antonio Asensio y de muchas cosas. Siempre he admirado su enorme capacidad de trabajo, porque una persona que a los 29 años comienza a trabajar para crear un grupo periodístico como es Grupo Zeta, sin duda alguna, es alguien que ha tenido que esforzarse y dedicarse. Y eso demuestra que en la vida, cuando uno es serio y se esfuerza, las cosas salen bien.

Le he apreciado mucho y le sigo apreciando mucho. ‘A todos los que están en Grupo Zeta, a todos los que día a día hacen las publicaciones del grupo les recordaría que tengan siempre presente la figura de Antonio Asensio y las cualidades que le adornaban'.

Felipe González, Expresidente del Gobierno
"Un hombre que se hizo a si mismo"

Antonio Asensio era un hombre que se hizo así mismo, que exploró en varios campos, aunque yo creo que su verdadera pasión eran los medios de comunicación y, especialmente, la televisión; la imagen le atraía poderosamente.

Su estilo personal era difícilmente comparable. Era un hombre desconcertante para muchos. Fue capaz de hacer obras como la creación de El Periódico de Catalunya y revistas que eran mucho más polémicas en sus comienzos, que son bien conocidas, como Interviú. Hace 25 años lanzó El Periódico. El rotativo ha tenido un gran éxito. Rompió una parte de las normas de elaboración, edición y producción de un periódico, tanto desde el punto de vista informativo como del propio formato. Pero lo curioso es que Antonio Asensio, dentro de esas peculiaridades que lo caracterizaban, era un hombre capaz de delegar y de confiar. Y delegó, lógicamente, parte de su enorme multiplicidad como actividad, en una serie de personas de confianza que, a la vez, no se parecían entre sí.

El Periódico ha sido una cabecera de gran éxito, dirigido por una personalidad como Antonio Franco que no se la podía ligar en principio a Antonio Asensio, desde el punto de vista de sus ideas. Antonio Asensio lo apoyo y lo respetó, siempre le dio una gran autonomía. Parte del éxito de su trabajo consistía en eso, en elegir a gente en la que delegaba y depositaba confianza.

Jesús de Polanco, Fundador del Grupo Prisa
"España pierde un pionero, un emprendedor como pocos"

Conocí a Antonio Asensio a finales de la década de los años 60. Embarcados ambos en sendas aventuras empresariales relacionadas con los medios de comunicación, era ya evidente que nuestra andadura profesional habría de cruzarse muchas veces. Como empresario, siempre admiré en él su sentido del riesgo, su indudable audacia a la hora de emprender nuevos proyectos, y compartí también su actitud de respeto a los profesionales de sus periódicos, su no injerencia, su tolerancia, y aún más, su impulso a la tarea de aquellos que no opinaban igual que él. Todas esas características hicieron de la vida de Antonio una continua lucha por el mejoramiento de sus empresas, por el descubrimiento de nuevas y a veces casi inconquistables fronteras.

La lógica de la competencia y los manipuladores de la política nos llevaron en más de una ocasión a confrontaciones serias. Pero, aun en medio de lo más rudo de aquellas enconadas batallas, siempre supimos comunicarnos mutuamente y discutir soluciones. En ningún momento, diría yo, dejamos de apreciarnos y de valorar las capacidades del otro, sus razones, y aún más sus sinrazones, en la lucha por el liderazgo empresarial. Esta circunstancia hizo muy fácil que, cuando ambos pudimos operar sin presiones espurias, llegáramos a un acuerdo amplio, en diciembre de 1996.

Lo hicimos animados por colaboradores de ambos que habían compartido tareas profesionales en las respectivas empresas y que sabían que el entendimiento no sólo era posible y deseable, sino casi inevitable. Aquellos acuerdos, incialmente sobre el fútbol en televisión, pero que se extendieron al mundo editorial, la televisión temática y la prensa en Andalucía, facilitaron un contacto amistoso, lo que me permitió descubrir en él rasgos íntimos y humanos.

Al margen de la empresa, su única gran pasión fue su familia. A ella estaba dedicado en alma y vida, con una devoción que siempre me conmovió. Defensor ardoroso de sus intereses, ha sido un socio leal, enormemente creativo, incansable trabajador y con una capacidad de visión de futuro encomiable. Algunos le han criticado su personalismo en la manera de llevar las empresas, pero yo contemplo eso como un elogio, pues sólo así pudo levantar, en tan poco tiempo, el grupo mediático que construyó.

Con Antonio Asensio, el mundo de la prensa y la televisión en España pierde un gran pionero de la modernidad, un emprendedor de raza, un empresario como pocos.

Javier Godó, Conde de Godó
"Como competidor siempre fue dialogante"

Antonio Asensio supo aprovechar la gran oportunidad que se presentaba para los medios de comunicación en el nuevo marco de libertades que comportó la democracia. Su mérito ha sido convertir un pequeño negocio de fotocomposición y fotomecánica, heredado de su padre, en un importante grupo de comunicación. Como competidor siempre fue una persona dialogante, que contribuyó a que el clima de la prensa en Catalunya no se contagiara de la crispación que en algunos momentos reflejaba la vida política española en estos años.

La última vez que le vi fue durante la inauguración de la planta de impresión de Parets, ya donde la enfermedad no pudo arrebatarle la ilusión por su iniciativa.

Lo echaremos en falta, aunque su recuerdo, como los periódicos y revistas que creó, permanecerán con nosotros como testimonio de una vida dedicada al mundo de la comunicación.

José María Bergareche, Vicepresidente Primero Grupo Vocento "Sorprendió a todos por su gran capacidad de innovación"

Antonio Asensio ha sido una persona que siempre se ha distinguido por su gran espíritu emprendedor.

Irrumpió siendo muy joven en el mundo de la comunicación, sorprendiendo a todos por su gran capacidad de innovación. Antonio tuvo el gran mérito de saber adaptarse a los cambios que la sociedad demandaba y fue siempre por delante de las tendencias que se han ido presentando en nuestro sector.

José Antonio Zarzalejos, Periodista
"Un editor de enorme éxito y de singular esfuerzo"

La muerte de Antonio Asensio, no por presentida menos dolorosa, remite a una reflexión muy seria en el mundo de la comunicación: a la de los editores. Antonio Asensio lo ha sido con enorme éxito, pero también con singular esfuerzo.

La última vez que le vi fue durante la inauguración de la planta de impresión de Parets, ya donde la enfermedad no pudo arrebatarle la ilusión por su iniciativa.

Levantar de la nada todo un grupo de comunicación, anclar en Catalunya un diario --EL PERIODICO-- que se ha convertido cuantitativa y cualitativamente en referencia; implantar una red de diarios locales y regionales de éxito y liderar el sector de revista de información general, todo ello con un constante dinamismo, es una obra ingente para un hombre que ha fallecido a los 53 años.

La última vez que le vi fue durante la inauguración de la planta de impresión de Parets, ya donde la enfermedad no pudo arrebatarle la ilusión por su iniciativa.

No conocí a Antonio Asensio más allá de una breve conversación; pero siempre me ha llamado la atención un dato para mí muy revelador: el cariño y lealtad que siempre le ha profesado mi buen amigo y colega Antonio Franco, director de EL PERIODICO. A través de Antonio he seguido los avatares de la cruel enfermedad de Asensio y en esa relación entre editor y director he percibido una sintonía que habla muy a las claras del empresario fallecido: era un hombre de la comunicación, que entendía a los que la hacían, que aglutinaba equipos y fidelidades.

La última vez que le vi fue durante la inauguración de la planta de impresión de Parets, ya donde la enfermedad no pudo arrebatarle la ilusión por su iniciativa.

Cuando la muerte llega --injustamente prematura-- queda sólo el consuelo de un gran recuerdo. Como el que deja Antonio Asensio en todos los que trabajamos en este apasionante oficio de la comunicación.

Jesús Hermida, Periodista
"Empeñado en una libertad sin límites"

Sus intervenciones en nombre del pluralismo y la libertad de opinión fueron decisivas

A mi modo de ver, la figura de Antonio Asensio estaba íntimamente ligada a un mundo que poco a poco va desapareciendo, el mundo del empresario de la comunicación, para el cual la comunicación es tan importante como la empresa. De hecho, son la misma cosa. Figuras así han logrado que en nuestro país la comunicación diera un salto gigantesco en los últimos 20 años.

Además, Asensio sentía la pasión y el orgullo de ser un hombre de la comunicación. Gozaba y sufría por los éxitos o los problemas; pero no sólo de la empresa sino de la influencia que sus medios de comunicación ejercían en nuestra sociedad.

Siempre me animó a desarrollar proyectos que pudieran resultar difíciles, siempre tuve su apoyo y siempre gocé de una libertad sin límites. De hecho, la gran época de los debates en televisión se pudo realizar gracias a su impulso y a su ánimo.

Siempre estuvo detrás de nosotros. Por poner un ejemplo, en las series de debates que realicé en A-3 TV Hermida y cía, recuerdo momentos en los que las intervenciones de Asensio en nombre del pluralismo y de la libertad de opiniones fueron absolutamente decisivas para poder seguir adelante.

Josep Oliu, Presidente de Banc Sabadell
"Faltan más empresarios como él"

Asensio forma parte de la generación de hombres de empresa que supo aspirar a más

Hemos perdido a un empresario, un empresario catalán, hijo de inmigrantes. Le recordaremos por muchas iniciativas, así como por su identificación con la generación, la mía, de los hijos de los jóvenes que vivieron la guerra civil, y que descubrimos que quizá la mejor manera de construir el país, un país que cuando éramos jóvenes nos dolía, era buscando diferentes formas de innovar y crear empresa a partir de nuestras profesiones, para poder estar a la altura de nuestros vecinos del Norte. Los proyectos de Asensio que más he admirado son Interviú y EL PERIODICO. La revista fue uno de los elementos de ruptura, no politizado, con los antiguos moldes de nuestra juventud. El diario es un diario para todos, donde escriben las mentes más brillantes de un modo abierto. En castellano y en catalán. Y buen negocio. Los catalanes somos gente innovadora. Es más difícil sin embargo encontrar entre nuestros hombres y mujeres de empresa aquellos que tienen una visión más allá de la creación y mantenimiento de la pequeña empresa familiar. Asensio no ha sido en ese sentido un empresario catalán normal. Ha corrido riesgos, ha volado alto, con éxito, y ha contribuido a hacer este país moderno que empezamos a ser. Un modelo de empresario del cual quisiéramos tener más.

José María García, Periodista
"El último empresario independiente"

Se ha muerto un luchador, que nunca estuvo ligado a ningún grupo político

Antonio Asensio para mí no era sólo mi amigo, era mucho más. Era mi hermano. Me llamó antes de fundar 2Interviú pero entonces estaba en 2Don Balón y le dije que no podía ser, pero que tan pronto como pudiese me iría con él. Cuando dejé Don Balón, a causa de una polémica portada con Cruyff como protagonista, le llamé y empecé a colaborar con él en Interviú.

Aparte de esta larga colaboración, que empezó con esta revista, creo que es la única persona de este país a la que le debo algo. En 1982, cuando me tuve que ir de la cadena SER, me localizó a la media hora en un programa de Televisión Española para decirme que, a partir del día siguiente, si yo quería, podía pasar a dedicarme en exclusiva con él y que pondríamos en marcha una emisora de radio.

Ese mismo año pusimos en marcha Antena 3 Radio. Yo fui a Antena 3 Radio por Antonio. Cuando él tuvo que dejar la emisora yo le dije: "He venido contigo y me voy contigo". Pero me dijo que no. "Porque si tú te vas, tienen que cerrar", me argumentó. Una prueba evidente de su generosidad.

Nuestra relación era estrechísima. Se ha muerto un luchador. Quizá sea el último empresario independiente de la comunicación en España. Esto es lo más importante: no estaba ligado a ningún grupo político, no hay ninguno de los muchísimos profesionales que han trabajado con él al que Antonio Asensio haya menospreciado o menoscabado en su libertad.

Manuel Vázquez Montalbán, Escritor y periodista
"La carrera de un gran promotor"

Cuando Antonio Asensio empezó en el terreno de las publicaciones era un amateur, que estaba en aquel momento asesorado por José Hilario, que había sido uno de los creadores de las ideas de Bocaccio en Por favor, El Jueves e Interviú.

El propio Hilario me dijo que Asensio era un recién llegado a la cuestión, pero que aprendería pronto. Yo fui el primero en comprobarlo. En el momento en que me estaba contratando a mí como colaborador de la publicación, ‘en la habitación de al lado’, como quien dice, estaba contratando a Emilio Romero para que formáramos el contrapeso dentro de la ideología de la revista.

Dentro de esa carrera como gran promotor, hay que destacar el modelo de El Periódico, que aparecía como un diario ligero, aparentemente de contenidos no excesivos, en el cual los titulares ya daban sentido a la información, pero que jamás se acercó, ni en lo más mínimo, a lo que podríamos llamar prensa sensacionalista. Fue un gran modelo de prensa ‘digesto’, en el sentido de que abreviaba y acercaba la información con una mirada progresista sobre la realidad; y ése fue uno de los grandes inventos de Antonio Asensio.

Alejandro Echevarría, Presidente de Mediaset España
"Un editor emblemático"

Con la muerte de Antonio Asensio desaparece un editor emblemático de nuestro país sin cuya aportación empresarial no puede entenderse la reciente historia de la comunicación en España.

Su gran capacidad de trabajo, su iniciativa permanente, el afán dinamizador de sus negocios le llevaron desde su trabajo en la prensa escrita a intuir el futuro de la televisión privada y la comunicación audiovisual.

Yo personalmente guardo grandes recuerdos de mi coincidencia con Antonio Asensio en el consejo de administración de Antena 3 TV, donde él puso tanto entusiasmo y dedicación. Su impulso a esta cadena fue clave en la dinamización del sector audiovisual español, donde la vocación periodística de Antonio Asensio y su apuesta por la importancia de la información en televisión generaron productos innovadores.

Más tarde, ya siendo él presidente del consejo de administración de Antena 3 TV y estando yo en la presidencia de Tele 5, compartimos las mismas inquietudes sobre el modelo de televisión pública para nuestro país.

Juan Antonio Samaranch, Expresidente del COI
"Un precursor en los medios de comunicación"

Antonio Asensio tuvo la visión de darse cuenta de los cambios que se operarían después de la transformación política que tuvimos en España en los medios informativos. Y apostó muy fuertemente con la creación de El Periódico, uno de los grandes rotativos que tenemos en España. Sobre todo, fue una experiencia única en el mundo, ya que El Periódico de Catalunya se edita, al mismo tiempo, en catalán y castellano.

Antonio Asensio se dio cuenta que el deporte era importante dentro de los medios de comunicación. Era propietario del diario Sport, uno de los cuatro diarios deportivos más importantes de este país y, también, de equipos de fútbol. Y, además, se dio cuenta que el fútbol no puede vivir sin la televisión y la televisión sin el fútbol.

Antonio Asensio fue un precursor en los medios de comunicación, un hombre extraordinario y un gran empresario.

Jordi Pujol, 'Expresident' de la Generalitat
"Mezcla de soñador y creador"

Asensio edificó una gran empresa arrancando desde abajo gracias sobre todo a que supo innovar

La muerte de Antonio Asensio, que no por esperada para los que conocíamos su grave enfermedad nos ha resultado menos dolorosa, nos provoca, entre otras múltiples consideraciones, dos grandes reflexiones.

La primera es que Asensio creó una gran empresa de comunicación arrancando estrictamente desde abajo. Recuerdo que era emocionante sentirle explicar cuando aún era un joven cómo pensaba --y soñaba-- con lo que quería hacer. Y con la seguridad con la que pensaba. Con la confianza en sí mismo que tenía. Y lo hizo.

La segunda reflexión que nos trae a la mente la desaparición del presidente del Grupo Zeta es que lo que hizo lo consiguió realizar partiendo de la nada. Innovó. Y es que sólo innovando podía hacer lo que hizo.

Todas estas características y circunstancias han hecho de Antonio Asensio un personaje fuera de lo corriente. Una mezcla de soñador y creador. En cualquier caso, un hombre que habrá dejado huella.

Sus palabras
Un demócrata que siempre defendió las libertades

Asensio siempre apostó por la democracia, la modernización de las empresas y Barcelona, su ciudad natal

Antonio Asensio era un enérgico defensor de las libertades que nunca renunció a sus principios. Tras el intento de golpe de Estado del 23-F, dejó claras las cosas desde las páginas de este diario. Estos son unos extractos de sus ideas y apuestas, publicadas en las dos últimas décadas.

25 DE FEBRERO DE 1981
Me siento orgulloso de los españoles

Durante las 18 horas más largas de nuestra incipiente democracia, el Rey se ha convertido en el portavoz y defensor de la voluntad soberana del pueblo. No permitió la más mínima manipulación de lo elegido mayoritariamente a la hora de buscar una solución a la crisis.

Como ciudadano de Catalunya, como catalán, me ha impresionado vivamente el sentido de la responsabilidad y el grado de confianza que ha sabido infundir a todos los ciudadanos de su país, e incluso del Estado español, las palabras del ayer todavía más honorable president de la Generalitat, Jordi Pujol. Fue la primera voz autorizada que inspiró confianza y tranquilizó a la opinión pública...

No puedo olvidar en estos momentos la gallarda actitud de los parlamentarios frente a la amenaza real de los golpistas, de un modo muy especial para el teniente general Manuel Gutiérrez Mellado, que hizo gala de una singular valentía y de la verdadera gallardía militar, y para Adolfo Suárez, que en el Congreso fue más presidente que nunca.

El capítulo de elogios puede extenderse a las organizaciones sindicales, a la CEOE, a la Policía y al Ejército, que permaneció fiel al Rey y garantizó el funcionamiento constitucional.

Es penoso que haya tenido que ser este triste suceso el que evidencie que los medios de comunicación, objetos en muchas ocasiones de vejaciones, insultos y peligros, considerados por algunos como culpables de todos los males que aquejan al país, son de los primeros en defender las instituciones democráticas y las libertades.

Que sirva para recapacitar y cuando se haga balance no se les niegue la parte positiva a la libertad de expresión, y quede en su saldo la parte negativa que hay que superar hasta consolidar la democracia. La libertad siempre ha sido cara.

8 DE JUNIO DE 1982
Elogio del hombre de empresa

Artículo de Antonio Asensio en el primer aniversario de las Mejores Iniciativas Empresariales.

Siento un profundo respeto y admiración por los empresarios que saben mirar con buena cara al mal tiempo de la crisis.
En varias ocasiones, en público y en privado, he dicho que el empresario no debe tener miedo de serlo y de parecerlo. Este aspecto de la condición empresarial me parece clave.

Bueno es que todo empresario que se precie recupere el valor de la propia imagen personal y social, y creo que en Catalunya y en España en general estamos en ese camino.

Es hora para que las centrales sindicales se muestren como lo que son y ejerzan con vigor sus actividades al servicio de los trabajadores sin que de ellas puedan derivarse consecuencias negativas para unos y otros, por aspiraciones inalcanzables en un momento dado o por sobrevaloración de las propias fuerzas.

13 DE JULIO DE 1983
Acabemos con el miedo a correr riesgos

Al Gobierno y los empresarios.

No tenían razón algunos pájaros de mal agüero que presagiaban el hundimiento, o poco menos, del quehacer empresarial y de las empresas mismas. Creo que en Catalunya y en España hay hombres con temple suficiente para no arredrarse ante las dificultades.

El empresario tiene que perder el miedo a correr riesgos, porque el riesgo pertenece a la entraña misma de la vocación y de la tarea empresarial responsablemente asumida. No estoy pidiendo con ello que el aventurerismo se convierta en norma. Lo que pido es imaginación, capacidad de iniciativa y voluntad de inversión.

Hay que mentalizarse de la necesidad de la reconversión tecnológica e industrial. Muchas empresas han dejado de ser competitivas por no haber sabido renovarse a tiempo ni en lo tecnológico ni en lo organizativo. Muchas otras no abren nuevos campos de actividad o ni siquiera se ponen en marcha porque no se atreven a lidiar el toro de la nueva tecnología. Y algunas, finalmente, se ven condenadas a elegir entre afrontar la dura lucha laboral que puede representar la reconversión o entrar en agonía.

El otro elemento de capital importancia para levantar el ánimo del empresario actual o para despertar vocaciones de nuevos empresarios es la necesidad de modificar el sistema financiero español.

2 DE FEBRERO DE 1985
La guerra' de la prensa y la tele privada

Artículo publicado en EL PERIODICO con el transfondo de la lucha por la televisión privada.

Vaya por delante nuestra renuncia a participar en la reciente guerra del papel, iniciada bajo un clima de crispación y con la lucha por la televisión privada como telón de fondo. De esta actitud hemos dado claro ejemplo durante estos años, sin entrar en absurdas polémicas, cuando hemos sido objeto de ataques maliciosos, infundados y, en ocasiones, rozando la injuria. Hemos permanecido inicialmente en silencio, pero la demanda informativa de nuestros lectores nos obliga a dar puntual noticia de nuestra actitud.

Que conste que no pretendemos dar lecciones de ética ni de periodismo a nadie, como deseamos que nadie nos dicte enseñanzas a nosotros; respetamos la opinión de cada cual, como esperamos que los demás respeten la nuestra. Pensamos que cuando pretendemos erigirnos en protagonistas estamos tergiversando la misión informativa que la prensa tiene en la sociedad moderna. Esto es algo que tuvimos muy claro desde que inició sus actividades el Grupo Zeta. Nos organizamos pura y simplemente como empresa periodística, sin buscar oscuros objetivos políticos o de influencia social. Nos esforzamos por hacer rentable nuestra empresa en un clima de total libertad e independencia. Cuantos trabajan o han trabajado en nuestra casa pueden dar testimonio de esta realidad.

Sin pretensión alguna de protagonismos, queremos informar claramente a nuestros lectores de un tema que ha desatado últimamente polémicas y crispaciones: la televisión privada. El 13 de febrero de 1976 presentamos ante el Ministerio de Cultura la primera solicitud de una cadena de televisión privada. Nuestra empresa había comenzado a andar. La Dirección General de Radiodifusión nos denegó la solicitud el 10 de agosto del mismo año, pero no cejamos en el empeño. Bajo el Gobierno de la UCD perseguimos nuestros esfuerzos en favor de un proyecto de televisión privada.

Como sabemos que en nuestro país cabe más de una cadena --no sería válido cambiar un monopolio por otro de naturaleza privada-- seguimos adelante, con paso firme, con nuestro proyecto, con los iniciales ideales de libertad e independencia. Somos conscientes de que nada es tan pernicioso para la libertad informativa como ponerse al servicio de intereses ideológicos. Queremos dar a nuestro país una televisión que esté a la altura del nivel histórico y político que estamos viviendo. Centramos los esfuerzos única y exclusivamente en nuestro proyecto, sin preocuparnos de actividades ajenas y renunciando a participar en la guerra sucia de rumores e infundios. En el intento hemos puesto y pondremos todas nuestras ilusiones profesionales y nuestros esfuerzos empresariales para conseguir que sea realidad lo antes posible.

21 DE MARZO DE 1985
Empresarios: Europa a la vista

En el horizonte económico español aparece, en el aquí y ahora circunstancial, un hecho dominante: nuestra próxima incorporación a Europa. Por encima de los regateos, polémicas e incertidumbres que presiden las negociaciones diplomáticas, los empresarios tenemos que ser conscientes de que estamos condenados a integrarnos en Europa. Digan lo que digan los representantes políticos, sean cuales fueran las fronteras y resistencias que los egoísmos nacionales opongan a nuestro ingreso, hay una realidad geopolítica que está por encima de las contingencias históricas: somos europeos. Esta condición no nos la puede negar nadie. Y desde nuestra circunstancia europea hemos de proyectar la realidad económica de nuestro país.

En Catalunya, la europeidad se vive con más intensidad y profundidad que en cualquier otra latitud del Estado español. Por eso nuestra mentalidad empresarial hace tiempo que intenta ajustarse a la del resto de Europa. Tal vez 1985 sea el año decisivo de nuestra integración en el continente; por eso tiene que ser importante en una reunión de empresarios para premiar las mejores iniciativas en este terreno.

En el momento de poner nuestro reloj económico a la hora europea no debemos de olvidarnos que es necesario cambiar la mentalidad de los responsables de nuestros circuitos financieros. Hay que ser más generosos y valientes a la hora de conceder créditos. No se pueden buscar certezas absolutas, garantías plenas, en un terreno tan incierto como la economía. No solamente los empresarios deben soportar los riesgos. En Europa, a diferencia de nuestro país, el proyecto, las posibilidades de futuro que tienen las iniciativas empresariales son lo realmente determinante a la hora de conceder créditos, no los avales de terceros o de la propia empresa, como sucede aquí.

7 DE OCTUBRE DE 1986
Barcelona-92, la ilusión de una colectividad

Pocos días antes de que se concediera la sede olímpica a Barcelona, Asensio sostenía que no podían frustrarse las ilusiones de todos los ciudadanos de España.

La candidatura de Barcelona ha despertado una solidaridad que hace que el proyecto trascienda a lo puramente barcelonés y catalán. El Ayuntamiento de Barcelona ha sido el principal promotor del proyecto. A su lado, hombro con hombro, la Generalitat. El Parlament de Catalunya, unánimemente, respaldó la petición. Y la misma unanimidad se exteriorizó en Madrid en el Congreso de los Diputados. Asimismo, el propio presidente Felipe González y el Gobierno en pleno están volcados en nuestra candidatura.

Y no puedo dejar de subrayar el apoyo entusiasta de nuestro Rey, don Juan Carlos de Borbón, único jefe de Estado que ha participado como deportista en unos Juegos Olímpicos, los celebrados en la ciudad de Múnich en 1972, que desde el primer momento aceptó la presidencia de honor de la candidatura de Barcelona.

No creo que puedan frustrarse las ilusiones colectivas de una ciudad, de un pueblo, de una nación, de un Estado. Por eso creo firmemente que Barcelona, Catalunya, España tienen todas las de ganar este 17 de octubre. Lo contrario sería injusto.

28 DE NOVIEMBRE DE 1997
El papel de la prensa escrita

Con la edición catalana de EL PERIODICO, los lectores conquistan un nuevo derecho: el de elegir la lengua con la que deseen recibir los mensajes de un mismo diario. Es una propuesta novedosa que convierte a EL PERIODICO en un producto editorial mucho más a la medida de la sociedad catalana. Ese ensanchamiento de la libertad y esa idoneidad se unen a las características de pluralidad, agilidad, claridad y defensa de los valores progresistas que siempre han definido a este medio. Estamos frente a un reto empresarial, y el Grupo Zeta lo aborda entendiendo que las empresas privadas estamos no sólo para atender el legítimo deseo de obtener beneficios, sino también para hacer las cosas útiles que necesita la sociedad en la que se mueven.

3 DE NOVIEMBRE DEL 2000
Seguimos siendo pioneros

Un gran proyecto nacido hace 22 años alcanza hoy uno de los hitos más importantes de su historia. El diario da un gran salto cualitativo para poder desarrollar el periodismo del siglo XXI con los medios tecnológicos más avanzados y hacer un diario mejor, más moderno y más atractivo, desde todos los puntos de vista, desde el visual hasta los contenidos. EL PERIODICO es el buque insignia del Grupo Zeta, pero, por encima de todo, este diario es una gran ilusión personal. Lo era ya en aquel otoño de 1978, cuando salió a la calle el primer número, y lo sigue siendo ahora, en este otoño del 2000. Por ello he querido vivir muy directamente los cambios y retoques necesarios para ponerlo al día, para responder a las necesidades de nuestros lectores que nos honran con su fidelidad, que nos exigen más y más cada día.

Confieso que me siento muy ilusionado al poder ofrecerles, con los cambios que ahora estrenamos, la mejor tecnología mundial en el campo de las artes gráficas. Con nuestro esfuerzo hemos conseguido ubicar en Catalunya uno de los centros de impresión más modernos de Europa. Pero de poco serviría esta tecnología tan avanzada si no estuviera unida a un gran despliegue creativo que se plasma en el nuevo diseño del diario, y a un gran equipo humano que, día a día, hace realidad el milagro de estar en los quioscos todas las mañanas. Si hoy podemos felicitarnos por este gran paso adelante, si nos encontramos en un momento de madurez, de total consolidación y enraizamiento en la sociedad de este país, lo debemos en gran medida al espíritu pionero, que nunca nos ha faltado, y con el que en el pasado hemos afrontado las distintas fases de crecimiento. EL PERIODICO fue pionero, en un lejano 1982, en el uso del color en la portada. También lo fue, en 1987, al ilustrar sus páginas con infografía, y en 1994, al crear una edición on line.

Sólo los principios con los que fundamos el diario siguen inamovibles. EL PERIODICO quería ser un diario popular, plural y progresista. Lo ha sido y lo seguirá siendo. Se lo aseguro.

Palabra de honor
Las ideas del fundador del Grupo Zeta a través de sus entrevistas

EL GRUPO ZETA

"Nosotros somos una empresa que se ha hecho sola, porque ha sabido llegar a la gente y no ha tenido apoyo económico ni político"

IDEOLOGÍA

"Soy progresista. Por edad y por formación. Yo creo más en las personas que en las organizaciones"

EL TALANTE

"Sí, creo en la suerte y también en que hay que buscarla. Aunque a veces se busca y no se encuentra. Pero si una cosa está mal realizada, por mucha suerte que se tenga no cuaja"

DEFINICIÓN PERSONAL

"Soy sentimental, pero lucho para no dejarme llevar por el sentimentalismo y hacer las cosas con la mayor frialdad"

CONCEPTO EMPRESARIAL

"El empresario que se deja llevar por las vísceras es un mal empresario"

EL AVISO

"El poder tiende al cinismo, a la palmada en la espalda y a la zancadilla anónima cuando te descuidas"

EL ENTORNO

"Soy muy rico, porque tengo una familia estupenda, unos hijos magníficos, una mujer maravillosa y un trabajo que me gusta y me apasiona"

LA DENUNCIA

"No fui dócil con el poder y por eso he tenido que pagar una licencia televisiva que fue concedida gratuitamente"

SOLIDEZ EMPRESARIAL

"Para ser independiente, una empresa de comunicación ha de ser rentable"

LLEGADA A ANTENA 3 TV

"La tele privada es un negocio de alto riesgo y alto beneficio económico si se hace bien"

SOBRE INTERVIÚ

"Esta revista es mucho más seria que otras publicaciones aparentemente más serias"

LOS DIARIOS ESPAÑOLES

"Hay una prensa amarilla bajo una forma seria"

SUS COLABORADORES

"Estoy convencido de que las personas que están en nuestras empresas pertenecen a distintas ideologías y partidos"

ANÁLISIS ECONÓMICO

"Nuestro enemigo es el atraso, la chapuza, la economía golfa y el tercermundismo"

PULSO EMPRESARIAL

"Continuamente tienes que intentar adaptar los medios a la sociedad"

DEFINICIÓN PROFESIONAL

"Estoy convencido de que tengo el 50% de empresario y el 50% de periodista"

PROYECTO TELEVISIVO

"Sin el crédito de Banesto para comprar las acciones, yo no habría llegado a presidir la cadena Antena 3"

MODELOS DE PRENSA

"Los medios conviven mucho mejor en Barcelona y en otras ciudades que en Madrid"

EL PÚBLICO

"Nuestra fuerza y principal arma es la gente de la calle"