Reconocimiento al talento y al tesón en la noche de las empresas extremeñas

Más de 400 empresarios y autoridades se citan en la entrega de galardones en la plaza de Santa María. Manuel Marín, de Líder Aliment, Empresario del Año en una gala conducida por el humor de Eva Soriano

 

El mundo de los negocios celebró ayer su noche grande y lo hizo en un escenario marcado por la historia. La plaza de Santa María de Cáceres sirvió de marco para reconocer el tesón, el empuje y la trayectoria del tejido empresarial en la gala del Empresario del Año de EL PERIÓDICO EXTREMADURA. La cita que organiza el decano de la prensa regional congregó a más de 400 asistentes, entre empresarios, autoridades y representantes del grupo editorial Prensa Ibérica.

El humor de Eva Soriano condujo la velada. La monologuista exprimió las carcajadas del público y marcó el ritmo de la velada, que celebró ayer su vigesimocuarta edición entre aplausos hacia los galardonados. La maestra de ceremonias tuvo también palabras de recuerdo para los 36.000 personas refugiadas fallecidas con motivo del Día Mundial de Refugiado. De hecho, uno de los momentos más emotivos de la noche se vivió ayer cuando el aforo guardó un minuto de silencio al sonido de las campanas de la concatedral.

 

Abrió el turno de intervenciones el director del rotativo, Antonio Cid de Rivera, y dio paso a la entrega de los ocho galardones. El primero correspondió al premio especial, el único que no está sujeto a las deliberaciones del jurado. Este año, este rotativo quiso rendir homenaje al Club Polideportivo Cacereño por su centenario. Carlos Ordóñez, su presidente, agradeció el galardón al rotativo y lo dedicó a los «jugadores, presidente y entrenadores». La segunda estatuilla quiso aplaudir la excelencia académica. Recibió este año el galardón a la Joven Promesa Olga María García Sánchez, mejor expediente universitario de la Facultad de Empresas, Finanzas y Turismo. Lo recogió emocionada la madre de la ganadora, María del Carmen Sánchez Palacios. La galardonada manifestó su sorpresa por el galardón desde Hamburgo a través de un vídeo que se proyectó a los presentes y en el que dedicó unas palabras a la Universidad de Extremadura y su familia.

Por la difusión del mundo rural y de la región a través de la pequeña pantalla recibió el galardón a la Promoción de Extremadura la productora Nova Toma. El gerente de este diario entregó la estatuilla al productor Jesús Martín Llorente, que destacó la importancia de «difundir la naturaleza y la caza y ayudar a al motor del mundo rural para paliar la despoblación». El cuarto premio de la noche reconoció a la pequeña y mediana empresa y fue para Gloval Service. Antonio Jesús Vicente López y Álvaro Tomás Pérez, sus gerentes, extendieron el reconocimiento a los trabajadores de la empresa. En el ecuador, la gala quiso aplaudir la labor de las mujeres en el mundo empresarial y entregó el premio a la Mujer Emprendedora a Silvia Martín Serrano, de DBMaxilodental. La galardonada envolvió su dedicatoria en emotivas palabras para su marido y su hijo Pablo. Por la innovación y el emprendimiento en el mundo de los alimentos, Carnes de la sierra recibió el premio a la Mejor Empresa Agroalimentaria. El alcalde de la ciudad, Luis Salaya, en su primera intervención ante el empresariado, hizo entrega de la estatua a su gerente, Alfonso García Cobaleda, que abogó por «darle valor a la dehesa extremeña» y el reconocimiento a la trayectoria empresarial recayó en grupo Fissa, que recogió Pedro Luis Reguero, su director. La anécdota de la noche la protagonizó el sorteo de un reloj por parte del patrocinador Oris, en el que finalmente resultó agraciado Javier Romero. Un último monólogo de la conductora de la gala introdujo el galardón más esperado. Este año fue nombrado Empresario del Año Manuel Marín, de Líder Aliment, que sacó músculo del potencial de la empresa familiar en Extremadura «como generador de sociedad más justa».

Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica, en su primer discurso desde que EL PERIÓDICO EXTREMADURA pertenece al grupo editorial, calificó el encuentro empresarial como una «cita imprescindible para la economía y los negocios» y mostró admiración por la «tierra, historia y su gente». «Extremadura hace gala de un pasado de esplendor, un grandísimo presente y un futuro prometedor», destacó. Apeló a la «proyección» y al «potencial extraordinario» de la región. Quiso destacar «las fortalezas» de la economía extremeña con un «comercio al alza» pero instó a reivindicar «una buena red de transportes» y aseguró que EL PERIÓDICO EXTREMADURA defenderá «un servicio ferroviario moderno y a la altura de lo que merece el pueblo extremeño». «Contar con buenas infraestructuras se traduce en bienestar y en empleo», puso de relieve y anotó que desde las páginas del rotativo se abordarán «grandes asuntos» como la «despoblación, la revitalización del tejido productivo y la transición a la economía verde».

Moll aplaudió a los empresarios reconocidos el «empuje, vigor y dinamismo que caracteriza a esta región» y reconoció «a los que se levantan cada día con el ánimo de contribuir al avance y bienestar de nuestra sociedad» e insistió en la importancia de «que existan en esta tierra personas y empresas como las que premiamos». «Su ejemplo sirve de inspiración para otros extremeños que luchan por sacar adelante sus ideas, son palanca de progreso y brújula para elegir el camino correcto», concluyó.

Por su parte, Luis Salaya, alcalde de Cáceres, destacó la labor de EL PERIÓDICO EXTREMADURA como embajador de la ciudad y como referente para los cacereños e hizo mención al reto de Cáceres «de crecer sin perder su identidad». Cerró la gala el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que felicitó a los premiados y a Prensa Ibérica como grupo defensor de «ciudades libres». «La prensa es imprescindible para que la democracia se perfeccione», apostilló. Concluyó su discurso con palabras hacia el nombramiento de La Siberia como reserva de la biosfera y abogó por «ser capaces de sumar y a convocar a la gente a proyectos colectivos».